Militares venezolanos bloquearon, con contenedores y un camión cisterna, una carretera en la frontera con Colombia para evitar la entrada de ayuda humanitaria.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, exigió este miércoles que los militares de Venezuela dejen ingresar la ayuda humanitaria internacional, que el mandatario venezolano Nicolás Maduro ve como un pretexto para invadir el país.

“El pueblo venezolano necesita desesperadamente ayuda humanitaria. Estados Unidos y otros países están tratando de ayudar, pero el ejército de Venezuela bajo las órdenes de Maduro está bloqueando la ayuda con camiones y buques tanque”, dijo en Twitter el secretario de Estado estadounidense.

“El régimen de Maduro debe DEJAR QUE LA AYUDA LLEGUE AL PUEBLO HAMBRIENTO”, agregó, enfatizando su exhortación con letras mayúsculas.

En su pulso por el poder con Maduro, el líder opositor Juan Guaidó, reconocido por unos 40 países como presidente interino y única autoridad legítima en Venezuela, promueve el ingreso de asistencia humanitaria para el pueblo venezolano, con respaldo de Estados Unidos, Colombia y Brasil.

“Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, ni un soldado invasor”, sentenció Maduro.

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, también condenó el miércoles todo intento de bloquear la asistencia humanitaria y exigió a Maduro colaboración.

“Impedir que llegue la ayuda humanitaria a Venezuela es un crimen. No tendría perdón de Dios”, dijo a periodistas tras reunirse en Washington con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Trujillo dijo que aviones con ayuda ya han llegado a Colombia y se coordina ahora la concentración en Cúcuta, donde hay un centro de acopio.

Estados Unidos y Colombia impulsan la salida del poder de Maduro, cuyo mandato consideran “ilegítimo” y al que responsabilizan de la aguda crisis económica que atraviesa la otrora potencia petrolera, que forzó la salida del país de al menos 2.3 millones de personas desde 2015, según la ONU.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no ha descartado una intervención militar en Venezuela, insistiendo en que “todas las opciones están sobre la mesa” para “restaurar la democracia” en ese país.

Los gobiernos de Trump y Duque apoyaron desde el primer momento a Guaidó para liderar un gobierno de transición y convocar nuevas elecciones “libres y justas”.

“Estados Unidos y Colombia estamos trabajando en el propósito de la recuperación de la democracia en Venezuela”, enfatizó Trujillo, al comentar su reunión el miércoles con el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.